jueves, 7 de marzo de 2013

Hacker encarcelado hackea la red de la prisión



Nicholas Webber, ese es el nombre del hacker adolescente de 21 años especialista en el fraude con tarjetas de crédito.

Fue arrestado en 2008 por robar más de 9 millones de euros de unas 65 mil cuentas bancarias, siendo condenado a 5 años de prisión en el sudeste de Londres.

Una de las características de un hacker, es que siente una fuerte atracción por tomar el control de los sistemas y redes que tiene a su alcance, algo que no tuvieron muy en cuenta con este joven, permitiendole cursar unas clases de informática dentro de la misma prisión.

Webber no quería clases de informática, sino tomar el control de toda la red de la prisión. Miembros de la cárcel aseguran que la red es cerrada y que no pudo ir más allá aunque posiblemente a día de hoy no se conozcan los alcances que pudo tener el ataque.

El caso a pesar de haber ocurrido en 2011, ha salido a la luz ahora porque el profesor que le daba clases de informática, Michael Fox, denuncia haber sido despedido después del hecho a pesar de que él no conocía sus antecedentes.

Salu2!!

2 comentarios:

  1. Las clases no son el problema sino el entorno donde han montado el aula (el entorno de red), con equipos sin tarjeta de red (modem), ya puedes ser el mayor Hacker de la historia, que no hay modo humano de hackear nada, salvo a nivel local con un bonito Format C: (con windows)

    A mí me prohibían ir a informática (allí no había tarjeta de red en los equipos), me encanta esa sensación en los siervos de Saurón cuando siente miedo de uno... ¡que gusto!

    Por otro lado hay que estar muy tonto (aunque sea Hacker) para loarla así, estando ya preso.

    Expulsar al profesor es el típico acto de cobardía e ineptitud de esta gentuza (que dicen defender el imperio de la ley), si no sabía los antecedentes (que por cierto no debería saberlos) de sus alumnos, lo han utilizado como cabeza de turco muy burdamente, al que hay que despedir es al Director de seguridad de la prisión, ese es el tonto del haba que tiene la culpa.

    ResponderEliminar